Todos con Joaquín

Hola soy Andrea, conocí a Daniel mi esposo en el 2013 y luego decidimos tener un hogar en el 2015. Siempre tuve problemas en mi útero y en el último chequeo que me realicé en el 2015 el Dr. me dijo que no podía tener hijos… fue un momento muy duro para Daniel y para mí como esposos pero jamás perdimos la fe; yo siempre había soñado con un hogar lleno de niños y luego de esa noticia quedé devastada, mi sueño de ser mamá quizás nunca iba a cumplirse…

Después de dos años de mucha ilusión, esperanza, fe, con la ayuda de Dios y siguiendo tratamientos médicos, recibimos la gran noticia de que íbamos a ser padres, estábamos muy felices y soñábamos impacientes con el hermoso día en el que podamos tener en brazos a nuestro bebé. Empecé a tener complicaciones con mi embarazo y tuve descanso médico desde la semana 33 ya que se me quería adelantar el parto… pero Daniel y yo estuvimos siempre aferrados a lo que Dios nos había prometido. 
 28530266_15216565010_r.jpeg
El 13 de diciembre del 2017 iniciando mi semana 38 empecé con dolores de parto, fui de emergencia a la clínica, Daniel y yo estábamos demasiado ansiosos y felices porque nuestra vida iba a cambiar ¡finalmente seríamos 3! Por todos mis problemas en el útero, era necesario que me realicen cesárea; me prepararon para entrar a cirugía. Daniel ingresó al quirófano conmigo, todo iba bien hasta que cortan el cordón umbilical y Joaquín no lloró… se quedó sin latidos… no respiraba, Daniel no entendía que pasaba ¿Por qué nuestro bebé no había llorado? ¿Qué andaba mal?

Joaquín empieza a desarrollar una crisis que se llama cianosis que por lo general les da cuando nacen con un problema en el corazón, Los doctores empezaron a reanimarlo y Daniel tuvo que salir de la sala... luego de unos minutos la pediatra salió a buscar a Daniel y le explicó qué había pasado. Cuando desperté lo primero que quería hacer es ver a mi bebé, pero nadie me decía nada, Daniel no entendía muy bien que tenía exactamente Joaquín y prefirió esperar que los doctores hablen conmigo. La pediatra ingresó a la habitación y nos contó lo que había sucedido, nos dijo que Joaquín nació con una cardiopatía congénita llamada Tetralogía de Fallot, que esta cardiopatía usualmente la tienen los niños con Síndrome de Down, y que era muy probable que Joaquín no sobreviva esa noche… Daniel y yo entramos en desesperación, no sabíamos de qué se trataba esa condición de la que nunca habíamos escuchado, para nosotros el síndrome era secundario, estábamos totalmente preocupados por el problema cardiaco, y más aún de que nuestro bebé posiblemente no despierte al día siguiente.

 Desde ese momento, Joaquín empezó a asombrarnos, sobrevivió su primer día... contra todo pronóstico... a Joaquín lo tenían en cuidados intensivos, los horarios de visita eran complicados, solo podía entrar 1 persona y únicamente 10 minutos, las pediatras nos decían que en cualquier momento a él le podía pasar algo y eso nos aterraba, no nos daban esperanzas de vida, no entendíamos como un momento tan lindo que es el nacimiento de tu bebé puede traernos tantos miedos al mismo tiempo, el 14 de diciembre a las 11h00 pude por fin verlo, tocarlo a pesar de que no podía cargarlo, fueron los mejores 10 minutos de mi vida.

28530266_15216565480_r.jpeg
Al tercer día, me dieron de alta, pero, ¿Cómo me iba a ir a la casa sin mi bebe? Como iba a llegar a su cuarto sin él... pero lo que me reconfortaba es saber que él seguía conmigo. El momento más duro fue llegar a la casa y dejar a Joaquín en la Clínica, sin mí, sin Daniel, al día siguiente volvimos a la Clínica a visitarlo, aún no podía cargarlo pero verlo, nos reconfortaba.

28530266_15216565800_r.jpeg

El 17 de diciembre fue el primer día que lo cargue, sentí que mi mundo cambió, le agradecí a Dios por tener entre mis brazos a Joaquín, no quería llorar porque quería que mi bebe sienta que yo solo estaba feliz de estar con él, que estábamos por fin juntos. Todos los días en las visitas hablábamos con él y le decíamos lo valioso y amado que es el, que ante cualquier diagnóstico Dios era el único que decidía que iba a pasar con él.

Al 8vo día que Joaquín estaba en UCI, los doctores nos dijeron que habían visto una evolución muy favorable en Joaquín, y que era hora de irnos todos a casa, conversé con el cirujano cardiólogo quien me explicó que Joaquín debido a su condición requiere mucha más atención que un niño sin esa cardiopatía, él no puede gritar, llorar, o exaltarse, yo estaba más asustada y peor sabiendo que soy mamá primeriza, ¿qué iba a hacer si empezaba a llorar? ¿Cómo lo iba a calmar? Gracias a Dios tuve el apoyo de mi familia, quien me dio consejos y el inmenso amor a mi bebe.

La madrugada del 24 de diciembre Joaquín se quejaba mucho y tuvimos que llevarlo al Roberto Gilbert por emergencia, estuvo nuevamente hospitalizado por gastroenteritis por una semana. Le intentaban sacar sangre a mi bebe, él lloraba, se desesperaba y yo estaba desesperada y solo podía pensar en su problema cardiaco y que él no puede llorar en exceso. Estuvimos nuevamente muy preocupados y tristes de que tengamos que pasar navidad en la clínica, pero al menos estábamos los 3 juntos. Una semana después, finalmente le dieron el alta a Joaquín y pudimos regresar casa.  

 28530266_15216566110_r.jpeg

Volvimos a ver al Cirujano quien nos dijo que había que realizarle un examen para diagnosticar el síndrome de Down, los resultados tardaban 3 semanas hábiles, el 24 de enero nos confirmaron que Joaquín tenía síndrome de Down. Fuimos donde la genetista para que nos guíe en este maravilloso camino. Nos explicó que Joaquín necesita recibir terapias de estimulación dos veces por semana y realizarse cada tres meses exámenes de la tiroides para saber que todo está perfecto, además por su cardiopatía, él tiene que visitar a la cardióloga cada dos semanas.

28530266_15216566390_r.jpeg
 Nos reunimos con la cardióloga y el cirujano y nos confirmaron que Joaquín debe realizarse una operación a corazón abierto para corregir la condición congénita que tiene y la deben realizar máximo hasta el 8vo mes. El costo de la cirugía es aproximadamente de $25,000, y lamentablemente no tenemos ese monto, Hemos realizado algunas actividades, como bingos y venta de comida pero es un valor tan alto que sabemos que no se consigue de la noche a la mañana.

 28530266_15216567280_r.jpeg
Es por eso que empezamos con esta campaña, hoy 21 de marzo, en el día mundial del Síndrome de Down, para que con la ayuda de Dios y la ayuda de todos ustedes, Joaquín pueda someterse a la cirugía y pueda seguir con nosotros escribiendo nuestra maravillosa historia.

Para depositos o transferencias: Cuenta de Ahorros del Produbanco #12006574284 CI:1721557161 Andrea Paola Alvarado Rodriguez.

Donations

  • Juan Rendon Borja 
    • $14 
    • 17 mos
  • Anonymous 
    • $40 
    • 20 mos
  • Cesar Salcedo Velez 
    • $20 
    • 24 mos
  • Ginger Manzaba Enríquez 
    • $20 
    • 25 mos
  • Anonimo Anonimo 
    • $50 
    • 25 mos
See all

Organizer and beneficiary

AndRea Alvarado 
Organizer
Nilton Xavier Velez 
Beneficiary
  • #1 fundraising platform

    People have raised more money on GoFundMe than anywhere else. Learn more

  • GoFundMe Guarantee

    In the rare case that something isn’t right, we will refund your donation. Learn more

  • Expert advice, 24/7

    Contact us with your questions and we’ll answer, day or night. Learn more