Maria Garcia, Mateo y Sara Quiñones

This story is another example of the complexities our immigration system faces and how real families are being torn apart.

In January I traveled with my wife and two kids to the border town of Ciudad Juárez to what we thought was the completion of a bureaucratic procedure already approved by the government.

To our chagrin things did not turn out how we and our legal counsel anticipated and my wife and 2 youngest kids, 6 month old Sara and 2 years old Mateo, are now out of the country.

This situation is the product of an additional punishment, immigration agents deemed necessary to apply to a mother of four children, one of them a Marine serving in the military.

Your generosity is solicited to help our family deal with anywhere from 3 months to a full year of my wife and two kids living abroad and to pay for the legal battle ahead of us.

As a journalist I am used to heart-wrenching stories like this one, I never though we will be the protagonist of such.

Thank you for all your help and God bless you!

Cuento esta historia con el profundo dolor de no estar con mi esposa e hijos. En el mes de enero viajamos a Ciudad Juárez para la entrevista que mi esposa requería para concretar el perdón inmigratorio ya obtenido bajo el estatuto que corresponde a los conyugues de ciudadanos. 

Fuimos a la ciudad fronteriza junto a nuestros dos hijos más pequeños, Sara Victoria de 6 meses y Mateo de 2 años y ocho meses, lamentablemente las cosas no salieron como nuestro consejero legal lo anticipó. El pequeño riesgo que existía al hacer este trámite burocrático, pasó a ser una penosa realidad en donde mi esposa ha sido castigada con un mínimo de 3 meses y hasta un máximo de un año para poder regresar a territorio estadounidense; una separación que nos ha golpeado enormemente como familia y en donde tuvimos que tomar decisiones, no sólo arriesgadas como la de dejar que nuestros hijos vivan momentáneamente en el estado de Michoacán con los padres de mi señora, sino también emocionalmente duras, como es tener que separar el núcleo familiar. 

Ahora lo que se viene, después de hablar con el abogado, es una apelación a esta decisión, la cual toca pagarla en inmigración la cual tiene un costo casi igual al primer trámite, además de, obviamente, todos los viajes que se vienen, porque al ser Michoacán una ciudad del alto riesgo, estamos contemplando las posibilidad de que viajen a Colombia con mi familia, a esto toca sumarle las idas y venidas que tengamos que hacer, a lo que habrá que sumar a la necesidad de seguir manteniendo el ritmo económico de cualquier familia, que en nuestro caso incluyen otros dos hijos, uno de ellos de 16 años de edad, quien ha sufrido un gran golpe emocional.

Y como si fuera poco, los trámites vienen asociados con gastos extras requeridos por las autoridades, como algunos exámenes médicos y psicológicos que tenemos que realizar. 

Todo lo anterior sin contar el dinero ya gastado en el primer perdón y los pasajes de avión que perdimos en este viaje.

En fin, que esto de solicitar ayuda económica es muy vergonzoso para mí en este momento de mi vida, pero no encuentro otra forma para poder comenzar lo más pronto posible a tratar de restaurar mi vida y la de mi familia, que durante tantos años ha luchado por salir adelante, siempre pretendiendo aportar valores positivos en la comunidad en la que vivimos. 

Muchas gracias y que Dios les bendiga.

Donations (0)

  • Anonymous 
    • $30 
    • 17 mos
  • Yenis Martinez 
    • $40 
    • 17 mos
  • Claudia Ladino 
    • $100 
    • 18 mos
  • Erika Noriega 
    • $40 
    • 18 mos
  • Maritza Pinzon 
    • $50 
    • 19 mos

Organizer 

Ricardo Andrés Quiñones 
Organizer
Loganville, GA
  • #1 fundraising platform

    People have raised more money on GoFundMe than anywhere else. Learn more

  • GoFundMe Guarantee

    In the rare case that something isn’t right, we will refund your donation. Learn more

  • Expert advice, 24/7

    Contact us with your questions and we’ll answer, day or night. Learn more