Diego Sebastián Guerrero de Corazón

Hola, les quiero presentar a Diego Sebastián Sánchez Nuñez. Un niño que desde que se encontraba en el útero de su madre le ha tocado luchar por su vida por ciertas complicaciones durante el embarazo, pero a pesar de todo él logró llegar hasta el día de su cesárea. El 21 de diciembre del 2018 fue el día que se llevó a cabo su cesárea. Al momento del nacimiento todo parecía que iba bien, pero por cosas de la vida Diego Sebastián empezó a presentar dificultad respiratoria por lo que le tuvieron que colocar puntas nasales para darle oxígeno. En el transcurso del día cada momento dependía aún más del oxígeno a tal punto que a las 2am requirió ser intubado y trasladado a la unidad de cuidados intensivos.

El siguiente día 22 de diciembre por la mañana se le realizó un ecocardiograma donde se encontró que Diego Sebastián había nacido con una malformación de su corazón la cual llamada CONEXIÓN ANÓMALA TOTAL DE GRANDES VENAS SUPRACARDIACAS. Dicha anomalía consiste en que las venas pulmonares que son las que transportan el oxígeno de los pulmones al corazón no lo hace hacia la aurícula izquierda del corazón, sino que se unió a una vena pulmonar inominada que posteriormente lleva la sangre oxigenada a la aurícula derecha donde se mezclaba con la sangre que regresa sin oxígeno de todo el cuerpo. Así que al mezclarse la sangre oxigenada con las sangre desoxigenada no lograba satisfacer las necesidades del cuerpo para poder ser oxigenado. Al darnos esa noticia nos informaron que Diego Sebastián necesitaba una cirugía a corazón abierto para corregir el defecto o moriría.

El día 27 de diciembre del 2018 se llevó a cabo la cirugía para corregir su defecto del corazón. Antes de operarlo nos explicaron detalladamente en que consistía la cirugía y cuáles eran las esperanzas de vida. Cuando nos dijeron que era una malformación muy rara pero la buena noticia era que tenía buen pronóstico de recuperación y luego lo trasladaron al quirofano. Después de una larga espera de aproximadamente 8 horas sin saber que iba a suceder nos comíamos las uñas de los nervios cuando se nos informó que la cirugía había culminado y había sido un éxito. Entre lágrimas de alegría celebrabamos que Diego Sebastián lo iba a lograr. Su recuperación fue lenta pero fue respondiendo muy bien. Le colocaron un catéter para hacerle diálisis para reducir todo el edema acumulado debido a todo el líquido que se le había infundido y la inflamación del procedimiento. Diego Sebastián luchó día a día para poder tener una pronta recuperación y el día 19 de enero del 2019 recibió el alta médica. LO HABÍA LOGRADO!

Durante casi un mes entero nuestro pequeño guerrero siguió recuperándose en casa recibiendo el amor y cariño de sus padres. Pero la vida le tenía otra prueba más preparada a Diego Sebastián. Una prueba aún más grande. Poco a poco empezó a presentar dificultad respiratoria por lo que el 12 de febrero decidimos llevarlo al hospital María (lugar donde lo habían operado) nuevamente como a eso de las 3am. Por la mañana se nos informó que Diego Sebastián sería trasladado a unidad de cuidados intensivos nuevamente porque se sospechaba que tenía neumonia. Se realizaron una serie de estudios y se descubrió que su problema seguía siendo del corazón. Había presentado una complicación médica que se mira un caso en aproximadamente un millón de cirugías en la cual su corazón cicatrizo más de la cuenta y dicha cicatriz había provocado una obstrucción de las venas pulmonares nuevamente y había que meterlo al quirofano de emergencia. Todo estaba listo para la cirugía y Diego Sebastián presentó un episodio de fiebre por lo que el riesgo aumentaba. Nosotros sabíamos que la única manera de que Diego Sebastián se salvara era que recibiera esa cirugía ese día o ese mismo día moriría por lo que tomamos la difícil decisión de someterlo a cirugía arriesgandonos a que ese sería el último día que lo veríamos con vida.

El momento llegó y Diego Sebastián fue llevado a quirofano. Entre llanto y lágrimas le decíamos adiós a nuestro guerrero y le pedíamos que soportara porque sus padres confiaban en él. La cirugía larga, unas angustiantes 12 horas donde sólo nos repetimos "Diego Sebastián va a estar bien, él va a estar bien". Luego de tan larga espera se nos dijo que la cirugía había sido un éxito a pesar de que fue sumamente difícil. Le tuvieron que reconstruir gran parte del corazón para poder evitar que volviera a crecer la cicatriz que acaban de remover. Se nos dijo que Diego Sebastián iba a necesitar un medicamento el cual no venden en Honduras y en el hospital Maria sólo tenían un frasco que recibieron de una donación. Nosotros empezamos a hacer las gestiones y nos llevamos la terrible sorpresa que en Honduras es prohibido que un hospital pueda comprar medicamentos que no hayan en existencia en nuestro país a otros países. Así que nos ha tocado la tarea de enviar correos, cartas, amigos y hacer llamadas a farmacias y hospitales para poder conseguir el medicamento. Por desgracia el medicamento no lo venden en farmacias y solo se maneja de manera intrahospitalaria. Pues nosotros hemos emprendido una lucha para poder conseguir el medicamento que tanto necesita Diego Sebastián llamado EPOPROSTENOL y que muchos de los niños que son operados del corazón dependen de ese medicamento para vivir.

Mientras hemos estado buscando el medicamento Diego Sebastián estaba empezando a recuperarse cuando un día nos dijeron que había adquirido neumonia y el panorama se había complicado. Posteriormente los riñones de Diego Sebastián dejaron de funcionar de manera adecuada y no estaba orinando nada. Aparte de eso, la diálisis no estaba funcionando y su corazón estaba empezando a perder la batalla. El domingo 3 de marzo del 2019 nos sentaron y nos dijeron que existe un 95% de probabilidad de que Diego Sebastián se moriría y que era necesario conectarlo a otro ventilador mecánico porque sus pulmones ya no estaban tolerando y si seguía con ventilador sus pulmones colapsarian. Así que de manera sutil nos dijeron que Diego Sebastián iba a morirse. Una noticia terrible que nos cayó como un balde de agua fría. Pero nosotros no dejaríamos de luchar mientras Diego Sebastián siga luchando y pedimos a los médicos que ellos también lo hicieran porque nuestro pequeño guerrero se iba a lograr recuperar. Se nos dijo que aprovecharamos estar el mayor tiempo posible con Diego Sebastián por cualquier eventualidad catastrófica. Pues con dolor, sufrimiento y lágrimas en los ojos nos acercamos a Diego Sebastián y le dijimos: "has logrado llegar hasta este momento y ya falta poco para que te podas recuperar así que necesitamos que orines y empeces a combatir esa neumonia". No habíamos terminado de hablar con Diego Sebastián cuando empezó a producir un poco de orina. Y ha tomado fuerza nuevamente y sigue luchando. Aún se encuentra en estado crítico y haremos hasta lo imposible para poder ayudar a nuestro hijo.

Diego Sebastián es un niño muy fuerte que nos ha demostrado su deseo de aferrarse a la vida y su deseo de estar en brazos de sus padres. Diego Sebastián es un niño que nos ha demostrado que uno nunca tiene que dejar de luchar... Diego Sebastián es un niño que nos ha enseñado en que uno nunca tiene que dejar de creer. Y poco a poco nos ha demostrado que él no se va a rendir.

En este momento de tanto dolor, estrés y mucha pena queremos pedirle a todos los que quieran ayudar con un granito de arena a ese niño que se encuentra dando la pelea más grande de su vida y no deja de luchar cada día para poder ayudarnos a cubrir todos los gastos que hemos tenido hasta la fecha. Nadie en la vida piensa que algún día tendrá que estar pidiendo ayuda, pero con humildad y como padres preocupados por la vida de nuestro hijo les pedimos de su ayuda. Gracias de antemano! Y espero que se unan al mejor equipo de todos el #TeamDiegoSebastián

Queremos tomarnos un minuto más de su tiempo para agradecerle a todo el personal del Hospital María que ha cuidado a Diego Sebastián y los demás niños que se encuentran en la unidad de cuidados intensivos como si fuesen sus propios hijos.

Estimados Donantes: La persona que será nuestra beneficiaria y podrá retirar los fondos se llama Maria Josephine Alegrett, nuestra tía que vive en Estados Unidos y nos brindó su apoyo ya que necesitábamos una cuenta de banco en Estados Unidos, ella nos enviará el dinero a Honduras una vez lo haya podido retirar. 

  • Gaynor Mottram 
    • $25 
    • 32 mos
  • Noe Garcia 
    • $150 
    • 32 mos
  • Fam. Villeda Sabillon  
    • $150 
    • 32 mos
  • Alejandra Navarro  
    • $20 
    • 32 mos
  • Helen Jones 
    • $20 
    • 32 mos
See all

Organizer and beneficiary

Jimena Sanchez 
Organizer
Rosenberg, TX
Josie Alegrett 
Beneficiary
  • #1 fundraising platform

    More people start fundraisers on GoFundMe than on any other platform. Learn more

  • GoFundMe Guarantee

    In the rare case something isn’t right, we will work with you to determine if misuse occurred. Learn more

  • Expert advice, 24/7

    Contact us with your questions and we’ll answer, day or night. Learn more