Chica Normal Quiero Ser

Hola, soy Isa, o al menos me llamaré así en un tiempo. Quieres que te cuente el por qué de todo esto y por qué ahora? Toma asiento... Ah vale, que ya estás sentado, nada, quédate ahi. Un cafesiro? •|~ Llegué a España hace 7 años desde Argentina y viví durante los primeros tres meses en un pueblo pequeño, un pueblo con un tipo de gente que no me cae nada bien, ni en ese entonces ni menos ahora, porque esa gente hasta sectarios se podría decir que es, y es que, además, si eres argentino (o de Argentina) no te tratan bien nunca. Entras a un almacén, exclamás un "Hola!" con sonrisa y mano alzada y no, no hay forma de recibir un saludo de vuelta, y si lo hacen, lo hacen con desgana. La gente de la calle cree que hablas mal, que eres torpe o algo así, básicamente porque nos denominan tercermundistas (será?) y a su vez se creen superiores de alguna , a ver manera... Bueno, espera que te explico, si, se creen superiores. Al tiempo de haber llegado, tras un largo lapso consumiendo hachis tuve una caída en la que casi provocó yo misma(o) mi muerte, no había vuelta atrás, pero, por suerte, no llegue a caer de esa cuarta planta. Fueron dos ingresos en hospitales psiquiátricos, dónde si bien yo no estaba tan perdida de mente, si de corazón. Todo me dolía, solo podía ver maldad en la gente pero es que, es lo único que mostraban ¿Te explico? Dolía que por haber ingresado todos me tratasen como a una loca (o loco, a estas alturas ya no me gusta denominarme así) y que por los pasillos los enfermeros comentasen cosas de plan extrañas. Voy a pasar del tema porque no quiero hacer quedar mal a nadie, allá ella con sus locuras y a donde les llevan. Me recupere, deje de fumar, me volví católica y rezaba entre 30 y 50 veces por día... Con la cantidad de barbaridades que había leído mientras fumaba esa put* droga, la unica salida que veía era rezar y tener fé, estuve meses creyendo que el mundo llegaría a su fin y no soportaba ni toleraba esa maldita idea. Pasaron dos años. Terminé una parte de la escuela secundaria que tanto me costaba, salí de fiesta un par de veces, conocí amigos nuevos y durante un tiempo, viví, pero todo se fue a la basura cuando volví a fumar esa maldita-... Buah. Deje la fe, volví a ser hospitalizada (esa vez por cuenta propia) y deje de creer en Dios. Entretanto, me di cuenta de algo muy importante que no tuvo ninguna relación con las tres cosas mencionadas anteriormente... Soy mujer. Soy mujer? Si. Amo pintarme las uñas, plancharme y arreglarme el cabello, usar maquillaje, que mi voz sea fina como antes y hablar con mis amigas de cualquier tontería, aunque también compartir charlas de videojuegos con amigos varones y bueno, puede que hasta acompañarlos a mirar un partido de fútbol. Hace dos años, con toda la vergüenza y tabú del mundo, me moví. Fui a un endocrinólogo y le presenté la idea de la transición de hombre a mujer (aunque yo más bien le llamaría "normalización sexual" y no "transexualismo", o cosas por el estilo). Para mi sorpresa, se me dijo que no, por qué? Por mi leve esquizofrenia, que es verdad, no les voy a mentir, me afecta, pero no es para tanto, no voy dando pena por ello cuando voy por la calle ¿,Entienden? Y luego, se me trató de posible retrasado por querer darme forma de mujer. Ahora, mi pregunta es ¿Cómo reaccionar a eso? En su momento reaccione con tristeza, es cierto, pero, que más podía hacer que cerrar el pico y agachar la cabeza? En casa tenemos dos PlayStation 4, una la compró mi madre y otra la compré yo vendiendo una canción de rap a una allegada a quien le había ocurrido algo que no se le desea a nadie, aunque bueno, en realidad no vendí la canción, yo simplemente la hice y ella me dio como, premios? Si, mejor dicho, me dio premios. Con eso me compré una PS4 porque, además de que mi hermano pequeño no tiene muchos amigos (ni yo tampoco) quería compartir esos momentos con él y ser un apoyo para el pequeño, o al menos un entretenimiento y, además, es que tengo PlayStation desde que tengo 3, años (ahora tengo 25) y es lo único que me recuerda a los buenos momentos que pasaba con mis amigos cuando vivía en mi país, jugar a Dragon Ball es cómo volver a tener 12 años y pelear con tu colega por ver quién elige a Goku Pequeño de GT y quien elige a Pequeño Uub, vamos, los personajes más rotos del videojuego. Ahora? Si capos, ahora estoy bien, pero la esquizofrenia tiene un problema más allá de la enfermedad misma, y el problema es que se siente como si siempre estuvieses con psicoactivos... Continuará>> Okey okey, continua ya jajajaj. Yo llegue a sentir demonios que me golpeaban, que querían ahorcarme, sentí como me quemaba por fuera tanto casi como si fuese real lo que estaba pasando y más cosas, pero, aún así aguante hasta ahora y seguiré aguantando más tiempo, no me importa que un ser inexistente me golpee, hago karate, y, espera, soy cinturón blanco, pero en casa entreno bastante seguido, entonces, cuando veo un demonio, le pido que espere unos segundos, suelto mi cigarro y
  • #1 fundraising platform

    People have raised more money on GoFundMe than anywhere else. Learn more

  • GoFundMe Guarantee

    In the rare case that something isn’t right, we will refund your donation. Learn more

  • Expert advice, 24/7

    Contact us with your questions and we’ll answer, day or night. Learn more