Arreglar las puertas de la Escuela de Badian (SEN)

Hola a todxs!

Nuestros nombres son Alejandra y Sara, y tenemos una propuesta para vosotrxs.

El verano pasado, realizamos un voluntariado educativo con la Asociación Campamentos Solidarios (https://www.campamentos-solidarios.org/presentacion.php) en el poblado de Badian, al suroeste de Senegal. Nuestras tareas consistían en dar clases de español y realizar juegos, manualidades y actividades deportivas en la escuela de Badian, así como supervisar el comedor. Cuando llegamos a Badian, no estábamos seguras de lo que nos íbamos a encontrar, y quedamos sorprendidísimas cuando la primera semana recibimos entre 60 y 70 niños y niñas de todas las edades. Acostumbradas a los niños españoles que prefieren jugar a dar clase, nos maravillaron el entusiasmo y las ganas de los pequeños por aprender. Por barreras del idioma, sobre todo con los más pequeños, enseñábamos a través de canciones, bailes, manualidades y sobre todo dibujos. Decidimos aprender lo básico en Malenke, y muchas veces fuimos nosotras las alumnas. Los mayores, con lápices y cuadernos, seguían la lección en francés. Algunas de las lecciones más divertidas, y de las que más aprendimos, tanto ellos como nosotras, involucraron mapas-mundi, plastilina moldeable, altavoces de música, pegatinas de letras y números y medallas olímpicas.

Desde hacía mucho tiempo, buscábamos un proyecto en el que participar de forma activa pero, sobre todo, responsable y comprometida. No queríamos el voluntariado típico que se apropia más a la definición de vacaciones: los voluntarios pagan un precio desproporcionado, sus actividades son indeterminadas, pero vuelven con un book de fotos de todo tipo. Tampoco queríamos contribuir al modelo de dependencia Norte-Sur, en el que como voluntarias occidentales aportaríamos un tipo de capital o servicios, que lejos de beneficiar a la población autóctona, empeoran la situación sumiéndola en una dependencia de recursos y know-how.  Campamentos Solidarios nos propuso un proyecto de cooperación, un intercambio y aprendizaje mutuo. Su labor en Senegal consiste en formar a personas locales e impulsar proyectos de salud, arquitectura, infraestructura y educación gestionados por empleados locales. Con nuestros propios ojos pudimos comprobar cómo la acción de Campamentos Solidarios estaba siendo responsable y respetuosa con el medio y la gente.

42557726_1570482367322493_r.jpeg
¿Y por qué os contamos todo esto? Porque queremos que confiéis en nosotras. Todas las mañanas, antes de clase, forzábamos con palos, piedras y una vara de metal las puertas de las dos aulas de la escuela. Los alumnos con más fuerza, como Wali o Ansoumane, forzaban la cerradura, mientras un corro de niños pequeños tiraba de la puerta. Todos gritábamos con alegría cuando se abrían, por lo que se convirtió en una especie de ritual mañanero. Si las puertas se abrían, podíamos dar clase; sin embargo, en muchas ocasiones esto no sucedía, y teníamos que meternos todos en un aula, lo que imposibilitaba dar una clase normal y dificultaba enormemente el aprendizaje de los niños. Nosotras sólo estuvimos un mes, pero para los alumnos de Badian esto, que puede parecer algo tan tonto como arreglar unas puertas, es un problema diario.

Este Octubre, los alumnos y alumnas de Badian vuelven al cole, y cada día se enfrentan a las puertas de metal que los apartan unos pasos de dar clase. Por eso, nos encantaría contar con vuestra ayuda económica para arreglarlas. En concreto, son 200 euros.

42557726_1570482693209018_r.jpeg

42557726_157048274082791_r.jpeg

42557726_1570482772495117_r.jpeg

42557726_1570482817732200_r.jpeg
Este dinero significará muchísimo para los alumnos de la escuela de Badian, ya que podrán ir a clase tranquilos, sabiendo que tendrán un aula donde seguir aprendiendo francés, matemáticas, geografía…
Para nosotros, países desarrollados, el cambio de dos puertas de metal en el colegio no se plantea como un problema, gracias a los recursos que disponemos. En cambio, para un poblado en Senegal, 200 euros significan 6 meses de trabajo. En concreto, el GDP/PIB per cápita en Senegal, según el Banco Mundial database, es de 1521.95 US$1. Por lo tanto, teniendo en cuenta que Badian se encuentra en la región más pobre de Senegal, y es un poblado que se basa en la agricultura sin beneficios externos, se infiere su imposibilidad económica para enfrentar un gasto de esta cantidad.

Así, sería un placer contar con vuestro apoyo y tiempo para que este proyecto siga adelante y podamos conseguir que los niños y niñas de Badian puedan ir a clase con regularidad. El éxito de este proyecto será gracias al apoyo moral, ético y económico que invirtamos todos en él. Porque, entre todos, conseguiremos que los proyectos educativos de la Asociación Campamentos Solidarios sigan adelante, pero más importante que la trayectoria académica de los niños pueda, en un futuro próximo, ser de verdadera ayuda para la aldea de Badian.

NOTA: Todo exceso de donación será empleado para otras necesidades de la escuela (pupitres y sillas, material escolar, las ventanas, el suelo, el techo, etc). 

Muchísimas gracias,

Atentamente,
Alejandra Martínez y Sara Piñero. 
Voluntarias de Campamentos Solidarios

Donations (0)

  • Fernando Sartorius 
    • €10 
    • 5 d
  • Jesus Limon 
    • €15 
    • 6 d
  • Alvaro Martínez-Tizón 
    • €20 
    • 8 d
  • JULIÁN ALONSO 
    • €10 
    • 8 d
  • José Tono Martínez 
    • €16 
    • 8 d

Fundraising team: Sara y Ale: Voluntarias de Campamentos Solidarios (3) 

Alejandra Martinez Perea 
Organizer
Raised €105 from 8 donations
Madrid, M, Spain
Nathalie Berseille 
Beneficiary
Sara Piñero Mosquera 
Team member
Raised €85 from 6 donations
This team raised €170 from 9 other donations.
  • #1 fundraising platform

    People have raised more money on GoFundMe than anywhere else. Learn more

  • GoFundMe Guarantee

    In the rare case that something isn’t right, we will refund your donation. Learn more

  • Expert advice, 24/7

    Contact us with your questions and we’ll answer, day or night. Learn more