Lo que necesitas saber sobre la bancarrota originada por no poder cubrir gastos médicos

| 7 min read Ayuda económica

Para las familias o personas que no cuentan con seguro médico o dental, una simple visita al médico o a la sala de emergencias puede significarles gastar miles de dólares. Y para aquellos que solo viven de su sueldo, este tipo de gastos pueden resultar un contratiempo inimaginable. Incluso las personas que cuentan con un seguro pueden llegar a encontrarse con facturas por procedimientos que no estaban cubiertos.

Desde negociar pagos más bajos hasta hacer uso del crowdfunding, este artículo muestra siete consejos sobre cómo evitar caer en bancarrota por un problema de índole médico y cómo administrar una deuda por facturas médicas en caso de ya haberla adquirido.

Estadísticas de endeudamiento por cuestiones médicas que se deben conocer

Más del 66.5% de todos los casos de bancarrota están relacionados con problemas médicos, según CNBC. Si bien la Ley del Cuidado de Salud Asequible ha ayudado a que 20 millones de personas obtengan la cobertura de un seguro, el número de estadounidenses no asegurados sigue aumentando. De acuerdo con la Fundación de la Familia Kaiser (KFF), el 45% de los adultos no asegurados indicaron que no pueden pagar el costo de la cobertura de atención médica y los costosos tratamientos médicos.

Estos altos costos de atención médica pueden llevar a las personas a tener que recortar su presupuesto destinado al manejo de servicios de asistencia médica. El informe La carga de la deuda médica presentado por la Fundación de la Familia Kaiser y The New York Times encontró lo siguiente:

  • el 65% de los participantes pospuso su visita al dentista.
  • El 62% usó medicamentos de venta libre en lugar de acudir al médico cuando enfermaron.
  • El 43% no presentó la receta necesaria.
  • El 43% no recibió el tratamiento médico recomendado por el médico.
  • El 41% argumentó que un miembro de la familia necesitaba conseguir más trabajo para poder cubrir los gastos.

Cómo evitar la bancarrota y aliviar la carga de la deuda originada por problemas médicos

Si bien las estadísticas sobre la bancarrota asociada a cuestiones médicas pueden ser desalentadoras, es importante recordar que hay maneras de obtener ayuda financiera. Cuando no sepas cómo liberarte de una deuda asociada con gastos médicos, procura tener en cuenta estos siete consejos.

1. No ignores las facturas

¿Las facturas médicas afectan tu capacidad crediticia? Al igual que con las facturas regulares, tu capacidad crediticia puede caer en picada si echas las facturas médicas en un cajón y postergas su pago. Es importante que le notifiques de inmediato a los hospitales, proveedores de servicios de salud y aseguradoras si crees que te vas a retrasar en un pago o si deseas solicitar un plan de pagos.

Pagar una parte de tu factura, aunque se trate de una cantidad pequeña, siempre va a ser mejor que no hacer ningún pago —esto te permitirá seguir estando en buenos términos con la otra parte—. Si no dispones de fondos para pagar a tiempo, pregunta sobre algún programa de asistencia financiera que pueda haber disponible para ti.

2. Revisa bien tus facturas médicas

Solicita siempre un estado de cuenta detallado para verificar que no haya errores de facturación. Estos errores son más comunes de lo que te puedes imaginar, y podrían terminar costándote miles de dólares si no revisas bien. Si tienes preguntas sobre tus facturas, no dudes en ponerte en contacto con tu proveedor de servicios médicos y solicitar una aclaración. Asegúrate de que todos los pagos realizados por ti y tu compañía de seguros se hayan incluido en tu factura.

3. Negocia un precio más bajo

Esto puede parecer una tarea abrumadora, pero vale la pena intentarlo. Comunícate con la oficina encargada de la facturación y pregunta si te pueden ofrecer una tarifa más baja para que puedas recibir la atención. Es posible que no te devuelvan las llamadas de inmediato e incluso varias veces podrás recibir una respuesta negativa, pero ser persistente puede tener buenos resultados. En ocasiones también es posible que consigas que te bajen el precio por pagar en efectivo o en la manera que les resulte mejor.

4. Evita usar tus tarjetas de crédito

Algunas personas pueden argumentar que deslizar el plástico es la causa principal de caer en bancarrota. Independientemente de si eso es cierto en todos los casos, es mejor evitar el uso de tarjetas de crédito para pagar los gastos médicos, ya que esto solo agrega un interés compuesto a las lesiones o daños. Los hospitales no pueden negarse a brindarte tratamiento médico, ya que esto es un acto ilegal. Así que no te apresures a usar tu tarjeta de crédito si no cuentas con otra forma de pago en ese momento. Puedes establecer un plan de pago con el hospital más adelante.

5. Solicita asistencia financiera

Muchos hospitales ofrecen programas de asistencia financiera de emergencia para aquellas personas que tienen dificultad para pagar las enormes facturas médicas. Si estás desempleado, no tienes seguro o simplemente necesitas ayuda económica adicional, entonces solicitar asistencia en tu hospital puede ser una buena manera de comenzar a buscar una solución. La mayoría de los programas de asistencia financiera requieren que llenes una solicitud detallada y que presentes pruebas de tu situación financiera.

6. Considera solicitar un préstamo bancario

Pedirle un préstamo al banco con frecuencia ha sido la solución para las personas que no cuentan con el dinero para enfrentar alguna situación. Si bien esta solución es una forma confiable de obtener dinero, ten en cuenta que solicitar un préstamo y calificar para que te lo otorguen puede llevar tiempo. También implica tener que pagar una tasa de interés sobre el monto total del préstamo.

7. Recurre a la recaudación de fondos para deshacerte de una deuda originada por cuestiones médicas

El Crowdfunding es una forma comprobada de recaudar fondos rápidamente con la ayuda de familiares, amigos e incluso desconocidos que desean mostrar su apoyo. Crear una campaña de recaudación de fondos para pagar gastos médicos te brinda una plataforma para contar tu historia y puede evitar que caigas en bancarrota por un problema de tipo médico. Si bien siempre es difícil pedir ayuda, podría sorprenderte la cantidad de amigos y familiares que están dispuestos a ayudarte a ver cómo puedes salir de deudas.

Millones de personas han recurrido a GoFundMe cuando no tenían idea de cómo deshacerse de una deuda por gastos médicos. Nuestro modelo de recaudación de fondos gratuita te permite conservar más de los fondos que recaudes y alcanzar tu objetivo más rápido, y nuestras herramientas para compartir tu campaña facilitan su difusión en las redes sociales. Si necesitas alguna sugerencia o indicación durante el proceso, nuestro blog te puede servir. Estas son solo algunas de nuestras publicaciones relacionadas con gastos médicos y la recaudación de fondos:

Lograr liberarse de una deuda de gastos médicos hoy mismo

El Crowdfunding a través de GoFundMe significa que no tienes que enfrentar tu deuda médica solo. Otras personas pueden unirse a nuestro viaje para luchar por tu salud y ayudar a que te recuperes. Si necesitas algunos consejos para comenzar, lee nuestra guía de crowdfunding médico o la publicación en nuestro blog sobre cómo pagar facturas médicas. Cuando estés listo, regístrate para crear tu campaña de recaudación de fondos y buscar ayuda para liquidar tu deuda de gastos médicos hoy mismo.

Inicia una campaña de recaudación de fondos para cubrir gastos médicos

Written by Jenna Davis

I have a passion for storytelling and love creating a variety of content for a wide range of audiences. Once, I frolicked on the beach with about 30 miniature horses. I bring it up every chance I get.